Enid M. Blog

mayo 7, 2009

No sea que venga un tio bujarrón

Filed under: enjambres,Uncategorized — enidm @ 10:32 am
Tags: , , ,

top_gal_863_6529_gr

Pensé que era una moda pasajera lo mio con las ruinas de los 80, pero desde que me regalaron hace un par de años la colección de La Luna de Madrid y me puse ciega a ver cotilleos de la nobleza con hombreras,la música new age supuestamente cool y demás noticiones del momento, que me ha vuelto el trancazo más quinqui como respuesta. Y sí, los 80 volvieron pero lo hicieron los frívolos, los del descampado no. Y es que, si en los 80 se movía la  movida también estuvieron los otros, los de los márgenes, los olvidados… Los que  cómo la película Colegas, (que no necesita artículo que lo adorne, eso se acabó) dieron millones de vueltas  alrededor de los límites de la ciudad hasta caer, y mierda que si cayeron.

Y es con las frases que pintaban los hijos del agobio en sus calles,  cuando se va entendiendo poco tiempo después el submundo del Pirri, el Jato o el Vaquilla, el mismo camino alargado. De las primeras reivindicaciones por las mejoras de sus nuevos barrios a la posterior desesperanza marcada en cada edificio aglomerado y malformado, señal o alarma de que los coletazos del tardofranquismo estaban dando pero bien.

Una que no tiene recuerdos por cuestiones de tiempo y espacio, ha tenido que ponerse ciega de películas para entender que fue de todo aquello, ahora se presenta una exposición en el CCCB de Barcelona sobre el cine quinqui y su mundo, queriendo reflexionar como sus comisarias explican:

“(…)la exposición reflexiona sobre la trascendencia de los códigos de representación de la delincuencia que este cine acuña, y cómo sus personajes y territorios asociados, su estética y los clichés que les rodean ejercen una especial fascinación sobre la generación nacida en la convulsa década de los setenta. Quinquis de los ochenta es, por esta razón, una clara reivindicación del género cinematográfico en clave generacional(…)”

Y cómo aquí sólo se habla de la parte del cine y además mis exiguos ingresos deciden que no vamos a ir a verla, me pondre ciega a escuchar Ciutat podrida, que quieren que les diga razón a todos ellos nunca les ha faltado.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: