Enid M. Blog

septiembre 14, 2010

Ya lo dijo ella

Filed under: Uncategorized — enidm @ 9:31 pm

Fue la filósofa Hanna Arendt a finales de los 60, y después de las controversias que surgieron de su libro “Eichmann en Jerusalem: un estudio sobre la banalidad del mal”,  cuando se decidió a esclarecer aquel texto mal entendido, y escribió “Responsabilidad y Juicio”, una serie de escritos independientes que van dando respuestas a las supuestas contradicciones que parecían surgir de aquel texto de tan sólo veinte páginas. La responsabilidad colectiva, fue lo que Hanna Arendt explicó y explicó, y con ello la sociedad posterior a la segunda guerra mundial comenzó a modernizar concepciones políticas tan controvertidas.

Leyendo una entrevista que le hicieron a Andrej Holm, enel 2007, volvemos al término y no podemos evitarlo, pero  sólo reproduciremos sus palabras que para eso es él, y tan ricamente que lo explica:

“El primer paso para eso es, en mi opinión, enfrentarse a conceptos como gentrificación” o con las consecuencias de la clase creativa”. No considerar aquel barrio como el entorno natural de mi vida y de mi actividad, como una entorno cómodo de mi cotidianeidad, sino reconocer también mediante una discusión teórica que estamos haciendo algo con la ciudad.

admitimos que somos un problema para el vecindario en el que vivimos. Falta saber si eso va a progresar luego, si se desarrollarán alianzas y coaliciones con la cultura vecinal. En todo caso es la dirección que habría que seguir. Pienso que no aporta mucho negar las propias formas de vida, o las propias necesidades culturales, siempre que estas sean cuidadosas con el barrio. Porque, al fin y al cabo, también pueden tener efectos positivos para los demás. El efecto negativo, desde luego, es que el mercado inmobiliario lo toma y saca provecho de ello. La culpa no es de la gente que quiere tomar café con leche en grandes restaurantes con grandes ventanales, sino de que eso se traduce en un aumento de los precios en el mercado inmobiliario. Habría que actuar justo en ese punto, y muchos estudiantes y titulados universitarios tienen la capacidad de advertirlo y desarrollar estrategias”

Y es que ella ya lo dijo, porque ella no hablaba de culpa, hablaba de responsabilidad colectiva. Ella lo explicó en 1968.

Anuncios

2 comentarios »

  1. La entrevista es muy interesante y esta respuesta que reproduces aún más si cabe, la entervistadora le pregunta sobre el efecto de los “venidos” a los barrios desde esferas culturales-académicas, a las que él pertenece. Puede que en su momento le detuvieran, pero el chico no es tonto, no va a tirarse piedras, así que hace algo relativamente sencillo, la culpa es del “mercado inmobiliario” (ese quién es?) no de aquellos que lo soportan tomando café con leche en cafeterías chic. También podemos decir que en las cámaras de gas la culpa era de un régimen fascista autoritario y que aquellos que le daban al gas sólo cumplían ordenes, bueno tampoco me voy a poner dramático (también me cae bien la Arendt), la cosa es que aceptar que soy un problema para el barrio y ya está, pues no es nada a no ser que lo acompañe de cierta acción política (en el buen sentido, si es que queda un buen sentido).

    Con lo de que de partida la “clase creativa” no es negativa, pues estoy muy de acuerdo, de hecho ha tomado parte en muchos procesos urbanos, algunos de ellos exitosos para los vecindarios, otra cosa es la “clase creativa-snob” a la que le molesta la vieja en la calle por que no es “cool” y, de esos, también hay. El problema actualmente viene dado más por la cuestión de que centrar todo en mejora de necesidades culturales despolitiza la discusión y el conflicto, acaba justificando la expulsión como única forma viable de “recuperación” y genera tensiones socio-económicas cuando la cultura se convierte en “industria cultural”.

    Salud.

    Comentario por jordiqo — septiembre 22, 2010 @ 6:30 pm | Responder

  2. claro, si la responsabilidad colectiva tal y como puede servir al ejemplo supone dos ideas, la ética de considerar tu acto responsable y la acción política pues ese acto repercute en la comunidad, en lo colectivo. Y la Arendt,(tampoco soy tan fan, ya meteré cosas de Bourdieu, que no cae tan bien y a mi me gusta tanto), señalaba la posibilidad de ejercer una resistencia activa frente a gobiernos totalitarios o no tanto, que obligan a realizar actos en nombre de la nación, y su ejemplo es la guerra de vietnam.

    El acto de “despolitizar la discusión y el conflicto” es el resultado de culpabilizar al sistema, en este caso el inmobiliario, y no considerar tus actos una responsabilidad para con la comunidad que vive en esos lugares y que pronto serán expulsados. La responsabilidad por tanto es de la clase creativa, ojo, de la nueva ola creativa, ahí tienes toda la razón. Y ejemplos hay muchos en donde no ha hecho falta que hubiera una clase creativa para revitalizar una zona con conflictos sociales y degradada, y que no olvidemos, una vez crearon tejido social y fortalecieron el barrio, la mayoría de estos grupos acabaron desapareciendo, diciendolo suave y pronto…a aquí hay mucha tela que cortar, compañero ;))

    Gracias por el comentario!

    Comentario por enidm — septiembre 23, 2010 @ 1:17 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: